Taller de Cerámica de la Familia Porras en Atzompa, Oaxaca, México

Rolando aprendió de su madre innovadora, la difunta, Dolores Porras, cómo trabajar el barro. Él y su esposa, Lorena Lavida, continúan la tradición familiar, que consiste en producir ollas y esculturales esmaltadas y no esmaltadas. Lo que sigue es un vistazo rápido a su trabajo y cómo se hacen las piezas.


Se compra el barro negro y blanco de los vendedores. El barro negro (cambia a color blanco con el calor del horno) se limpia y después hay que añadir agua para que llegue a tener una buena consistencia. El barro blanco tiene que estar pulverizado y colado para quitarle la basura. Después se mezcla el barro blanco en polvo con el barro negro mojado en cantidades variables - según el uso. A veces los dos tipos de barro se mezclan en proporciones iguales, pero una mezcla de 4 partes de barro negro con 6 de barro blanco es mejor para elaborar una escultura. Una mezcla de 8 partes de barro negro con 2 de barro blanco es buena para trabajar con el torno que se acciona con el pie. El barro rojo refinado está pintado sobre la superficie de algunas piezas antes de quemarlas.

A Rolando le gusta experimentar. Cuando le visité, estaba desarrollando un esmalte verde que no tiene plomo que se ve como un esmalte transparente verde que tiene plomo. La fórmula de Rolando reemplaza plomo con boro más seguro y menos caro, pero este esmalte requiere un quemado más largo - no es un problema debido a que la temperatura más alta produce ollas más resistentes.

Rolando quema sus pruebas en este horno pequeño. El hace quemas de esmalte y quema las pruebas de las mezclas del barro, también está probando un nuevo combustible hecho de aserrín comprimido.

Las cazuelas esmaltadas se ponen en la parte inferior, con la cerámica sin esmalte encima. La parte superior del horno está cubierta con pedazos de cerámica para ayudar a mantener el calor. El quemado dura sólo unas pocas horas. La madera de desecho de un aserradero se mete en la caja de fuego poco a poco para aumentar gradualmente la temperatura hasta alrededor de 800°C.

Cuando las piezas de encima adquieren un color blanco y el horno ha alcanzado la temperatura necesaria, Lorena y Rolando sacan las piezas del horno caliente (observa las llamas en la cámara de combustión) para que el esmalte fundido sobre las ollas sea suave y las ollas se puedan separar (para que las ollas no se peguen).

Después de retirar los fragmentos de la parte superior, las piezas quemadas por primera vez sin esmalte se colocan en el suelo.

Por último, se sacan del horno las grandes cazuelas vidriadas. El aire frio hace sonar al esmalte - pero esto no es un problema - ya que el barro y el esmalte de estas ollas están formulados para soportar los cambios drásticos de temperatura.

Otra quema buena! Los ceramistas han estado produciendo cerámica en Atzompa por más de mil años. El torno de pie y los esmaltes fueron introducidos a América por los españoles durante la época colonial. Los españoles y otros ceramistas europeos de la misma época utilizan hornos de leña que se veían muy parecidos al horno de Rolando.

El horno de Rolando es de ladrillo. Los hornos precolombinos eran de adobe y no utilizan una parrilla de metal como soporte, pero los hornos excavados en el sitio arqueológico cercano de Atzompa son muy similares. Ambos hornos se construyen como un gran cilindro abierto con una caja de fuego en la parte inferior, con parte debajo del nivel del suelo.

Esta reconstrucción de un horno prehispánico del sitio arqueológico de Atzompa tiene sus problemas, pero la forma y la cámara de combustión parece ser correcta. Debido a que es tan similar a los hornos españoles, poco se da cuenta a los orígenes precolombinos de los hornos de la región.

Rolando y su esposa aceptan pedidos y les gusta colaborar con otros ceramistas y artistas. Para obtener más información, o para tomar una clase, favor de ponerse en contacto con Rolando en:

Taller Dolores Porras
Avenida Hidalgo #502
Santa María Atzompa, Oaxaca
México

Teléfono: 951-251-4373
email: regino.rolando@gmail.com

This page in English

Recomiendo nuestros guías bilingües, Juan Ruiz Alfaro (tourguidejuan@yahoo.com.mx) y Xitlalli Ruiz (xitlalli.ruiz @ gmail.com), porque Juan y Xitlalli (pronunciado "she-TLAH-lee") conocen a todos y saben de todo sobre Oaxaca y cualquiera de ellos puede conducirle a cualquier lugar en sus propios coches o uno o ambos pueden guiar a un grupo grande o pequeño en una camioneta con chofer o en autobús. Juan y Xitlalli también pueden hacer reservaciones de hotel en Oaxaca para grupos pequeños y grandes.

ENLACES:
La Filigrana de Barro de Atzompa, Oaxaca, México
Pára mas enlaces a la artesan
ía en otros partes del mundo, favor de ir a la página web de Carol Ventura

Página web, fotografías y texto por Carol Ventura en 2013.